Pasajero de RUTA queda herido de bala tras persecución en El Vergel

Pasajero de RUTA queda herido de bala tras persecución en El Vergel

Un pasajero de una alimentadora de la RUTA herido, fue el saldo de una persecución y balacera entre policías y hombres armados que viajaban en un vehículo con reporte de robo, la tarde de ayer en calles de las colonias El Vergel y Santa Cruz Los Ángeles. Tras la refriega, los sujetos, que lograron huir, abandonaron el vehículo que presentó tres impactos de bala.

De acuerdo con fuentes extraoficiales, minutos después de las 14:00 horas, policías municipales detectaron sobre la 33 Sur, a la altura de la colonia El Vergel, una camioneta Nissan tipo Frontier de color blanco que circulaba de manera “sospechosa”, al verificar con las placas su estatus, se dieron cuenta los oficiales que tenía reporte de robo, por lo que comenzaron a seguirla.

Los ocupantes del vehículo, al darse cuenta de que eran seguidos por los uniformados, aceleraron al tiempo que disparaban contra los agentes.

Al continuar la persecución y el intercambio de plomo, una bala perdida lesionó a un pasajero de una alimentadora del RUTA que se encontraba en el alto del semáforo en la esquina de la 33 Sur y 31 Poniente.

“Jálese, jálese, no se detenga”, fue el grito desesperado de los pasajeros al conductor del transporte público al oír el intercambio de balazos en la zona.

El chofer de la alimentadora aceleró y se detuvo tres calles adelante, es decir, en la esquina de la 33 Sur y 25 Poniente, donde se dio cuenta que un pasajero había resultado lesionado, por lo que los demás usuarios llamaron a los servicios de emergencia.

De manera paralela, los sujetos armados siguieron su camino hasta la 35 Sur y 27 Poniente, donde abandonaron la camioneta y, presuntamente, huyeron a bordo de de un taxi.

La zona fue acordonada para las diligencias correspondientes, pues se hallaron también cartuchos percutidos y fueron embalados como parte de las investigaciones a seguir.

Paramédicos de SUMA auxiliaron al pasajero herido y lo trasladaron a un centro hospitalario; mientras que en la alimentadora, quedaron las huellas de tres impactos de bala, una de ellas que logró atravesar la lámina de la parte trasera del microbús y llegar incluso hasta el parabrisas.

Según testigos de los hechos, los agresores eran cuatro sujetos, dos de ellos llevaban puestos chalecos tácticos, otros dos iban vestidos con trajes.

 

Fuente: El Sol de Puebla